Comandante Toño

Antonio Vivar Díaz maestro egresado de la Universidad Pedagógica Nacional, fue asesinado por policías federales en la colonia Tepeyac, en la cabecera municipal de Tlapa, región de la Montaña de Guerrero, cuando federales entraron al pueblo para liberar a 15 de sus compañeros retenidos por miembros del Movimiento Popular de Guerrero (MPG).

Los inconformes retuvieron al menos a 15 policías federales, después de que éstos detuvieron a nueve maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) por la quema de una camioneta oficial del Instituto Nacional Electoral (INE) durante la jornada electoral.

Los policías federales respondieron con la detención de nueve maestros, después de irrumpir en las oficinas de la Ceteg, ubicadas en la colonia Tepeyac, a quienes el gobierno estatal liberó por la noche en la capital del estado, Chilpancingo, a su vez los policías federales ingresaron a la capilla de la colonia Tepeyac, donde se atrincheraron los miembros del MPG con los policías retenidos, al ingresar los policías federales a la capilla se originó un enfrentamiento, y en este escenario falleció el maestro, posteriormente maestros y pobladores quemaron patrullas de la Policía Federal y Estatal.

Familiares, amigos, maestro y estudiantes marcharon dos días después, con el ataúd de Antonio Vivar Díaz por las calles del pueblo hasta llegar al Panteón de Santiago ubicado en el centro de Tlapa, donde fue sepultado. 

 


contenidos © JairCabreraCréé avec Bluekea